Saltar al contenido

Las lluvias de Semana Santa empujan las reservas de agua 5 puntos hasta el 63%: los datos, embalse por embalse

Las precipitaciones de la última semana disparan la reserva de los embalses en España al 63% de su capacidad aunque continúa el nivel preocupante en las cuencas de Catalunya, Murcia y Andalucía.

Las lluvias de Semana Santa dan un impulso a las reservas de agua con 3.000 hectómetros de agua en la última semana, cinco puntos en apenas 7 días. Con los últimos datos, España llega a la primavera y a la campaña de riegos con los embalses más llenos que en años anteriores pero todavía con situaciones preocupantes en algunas cuencas, especialmente en Andalucía, Murcia y Catalunya. Las reservas de agua de los pantanos peninsulares están al 63,1% de su capacidad, según los últimos datos del Boletín Hidrológico semanal del Ministerio de Transición Ecológica. Los datos incluyen los volúmenes de agua almacenados en todos los embalses peninsulares que tienen una capacidad mayor a 5hectómetros cúbicos (el equivalente al consumo anual de agua de 100.000 personas). Los datos incluyen, en definitiva, todo el agua que se puede gestionar en España.

¿Significa esto que estamos peor o mejor que en años anteriores? Estamos mejor que en las dos últimas temporadas (2022-2023y 2021-2022), cuando la escasez de lluvia y la gestión del agua dejó los embalses más vacíos de este siglo. Las lluvias de Semana Santa nos acercan al promedio de la última década. Por estas fechas, los embalses suelen estar también entre el 63% y 64% de su capacidad. En el siguiente gráfico puedes ver la evolución de las reservas en cada año hidrológico (de octubre a septiembre) desde 1990 en todos los embalses y en cada cuenca hidrográfica.

La situación, además, no es igual en cada zona de la Península. Mientras que en zonas del noroeste, como Galicia, los embalses están prácticamente llenos, continúa el nivel bajo en las cuencas de Catalunya, Murcia y Andalucía, donde siguen las restricciones y arrastran varios años de situación de sequía.
España tiene 374 embalses repartidos por todo el territorio, con capacidad para almacenar más de 56.000 hectómetros cúbicos de agua. ¿Cómo de buena o de mala es la situación de la reserva en cada presa? En el siguiente mapa se puede consultar el estado de cada pantano. Puedes filtrar para ver solo los embalses de uso principal hidroeléctrico (aunque pueden tener otros usos también) y los que se usan principalmente para el consumo. Hay que tener en cuenta que no todos los embalses se llenan de la misma manera o con la misma estacionalidad.
Por esa razón, comparamos la situación actual de cada embalse con la media de la última década en las mismas fechas, para ver cuáles están en mejor situación y peor situación.

El mapa dibuja una situación muy desigual de las reservas de agua por el territorio. Mientras que las cuencas del norte están por encima del 70% de su capacidad (con embalses prácticamente llenos), en el sur y Catalunya las reservas continúan por debajo del 40% del agua total que pueden acumular.
La situación más preocupante se repite en Andalucía (cuencas de Guadalete-Barbate y Mediterránea Andaluza), Murcia (Segura) y Catalunya, donde todavía continúan las restricciones por la situación de sequía en gran parte del territorio. El siguiente gráfico muestra el porcentaje de llenado actual de cada cuenca y la comparación de las reservas con los datos de la última década.

Hay que tener en cuenta que la situación actual de cada cuenca no depende solo de la escasez de lluvia sino también de las altas temperaturas (evapotransporación) y la demanda de recursos hídricos (regadíos, usos urbanos, industriales, etc.). Para hacernos una idea de cómo estos factores influyen en las reservas, comparamos las imágenes satelitales del embalse de Susqueda (Catalunya), al 21% de su capacidad, y el de Almendra (Castilla y León), con las reservas al 88%. Se trata de las imágenes nítidas satelitales disponibles entre finales de marzo y principios de abril de distintos años.

EMBALSE DE SUSQUEDA, CATALUNYA

EMBALSE DE ALMENDRA, CASTILLA-LEÓN  

 

La situación de los embalses puede asimilarse a la de un vaso de agua. Aunque se corte el grifo, si el agua se bebe con moderación, las reservas pueden mantenerse. Sin embargo, un corte continuado del suministro (la falta de lluvias) es uno de los principales factores que influyen en que el vaso esté cada vez más vacío. Precisamente, la sequía meteorológica llega cuando se produce una escasez continuada de precipitaciones. Este suele ser el paso anterior a la escasez de agua, que es cuando faltan reservas para el consumo humano o la agricultura.
¿Y cómo están las precipitaciones? ¿Cuánto está lloviendo este año en España? Según los últimos datos de la AEMET, está siendo una temporada mucho más húmeda de lo habitual. En comparación con 2021-2022, el año más seco reciente, las lluvias han dejado mucha más agua en territorio peninsular.

Aunque las precipitaciones acumuladas en este año hidrológico están por encima de lo habitual, algunas zonas de España están en situación de sequía prolongada por la falta de lluvias. Precisamente, algunas de las cuencas hidrográficas que han tenido un peor año de lluvias son las que tienen las reservas de agua en peor situación. Es el caso de las cuencas del Segura, las cuencas internas de Catalunya o la Mediterránea Andaluza, en las que ha llovido alrededor de la mitad de lo habitual desde octubre.

Aun así, la falta de lluvias (el cierre del grifo) no es la única causante de que los embalses estén medio vacíos en Catalunya y gran parte del sur de la Península. Por ejemplo, zonas afectadas por la sequía pueden tener buenas reservas. ¿Por qué? Porque la gestión de la demanda de agua para el consumo humano es clave: el abastecimiento urbano (doméstico, turístico, municipal), los regadíos, la ganadería, la industria y otros usos recreativos (como el riego de campos de golf). Hay que tener en cuenta que la generación de electricidad no es un uso consuntivo. Esto es, ese agua no se consume mientras se utiliza para producir energía sino que normalmente acaba en el siguiente embalse donde puede ser empleada para otros usos agrícolas, urbanos, etc.

A continuación se muestra la distribución de la demanda de agua en las distintas Confederaciones Hidrográficas (CH) actualmente. Las cifras provienen de las estimaciones disponibles en los Planes Hidrológicos de cada una de las CH para el ciclo 2022-2027. Los datos hacen referencia al escenario actual y muestran que la principal demanda de agua para consumo es la agricultura.

En España se utilizan para consumo humano más de 30.000 hectómetros cúbicos de agua, según los datos recopilados de cada cuenca hidrográfica. Tal y como se observa en el gráfico anterior, el 81% (la gran mayoría) se destinan a la agricultura y ganadería, el 15% para uso urbano, el 4% a uso industrial y 0,3% para uso recreativo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies